Saltar al contenido

Tecnología

El avance tecnológico parece venir a confirmar que nunca faltará la contradicción en ninguna actividad humana. La tecnología ha transformando el mundo, facilitando sorprendentemente la comunicación y forma de hacer las cosas. No obstante, últimamente se reconocen distintos efectos adversos en las personas -pereza cerebral, agitación, ansiedad, entre otros-, vinculados a su mucha presencia entre nosotros. El desempleo en los países industrializados atañe en parte a los matices propios de esta era de Internet y automatización. La cadena CNN reportó recientemente que empleos como reportero de periódicos, carteros, agentes de viajes, lectores de medidores, están en vías de desaparecer. En tanto los países pobres padecen la llamada “brecha digital”. La maravillosa tecnología también tiene sus “bemoles”.