Saltar al contenido

Partes del cuerpo que no necesitas para vivir

Partes del cuerpo que no necesitas para vivir
Cuerpo humano.

El cuerpo humano es una máquina sorprendente.  Poseemos partes que no necesitamos para vivir. Las amígdalas, por ejemplo, aunque nos protegen de una invasión bacteriana a través de las vías respiratorias, no son imprescindibles.

Lo mismo ocurre con el apéndice, el bazo, los pezones masculinos, los aparatos reproductores, tanto masculinos como femeninos, o la vesícula.