Saltar al contenido

La tecnología como soporte para la salud mental y la agilización del proceso de vacunación: el caso de Uruguay

La tecnología como soporte para la salud mental y la agilización del proceso de vacunación: el caso de Uruguay

Parte de las secuelas dejadas por la pandemia desde el año pasado y que aún persiste ante una nueva normalidad es la afección a la salud mental. Los cambios en la rutina de vida de los que son altamente vulnerables, la muerte de un ser querido, la actual forma de aprendizaje de niños, las restricciones, pérdidas de empleo y demás consecuencias del distanciamiento y aislamiento han afectado la salud mental de las personas. ISBEL, empresa de soluciones innovadoras, promueve en el país la aplicación de tecnología como medio para brindar ayuda sicológica a las personas en tiempos de pandemia. Se trata de la instrumentación de una línea de ayuda, motivada por la necesidad de ofrecer una respuesta sanitaria integral con atención al impacto emocional.

“Esta línea de ayuda ya la hemos implementado el año pasado en Uruguay, donde funciona las 24 horas, los siete días de la semana, y en ella la población tiene acceso de manera gratuita a más de 100 profesionales de la salud mental que brindan escucha, orientación y apoyo emocional a quienes por motivo de aislamiento y demás consecuencias generadas por el COVID-19,  están afectados por estrés, ansiedad, angustia, e incluso depresión”, explica Neuston Galván, Territory Manager de ISBEL para República Dominicana.

Galván explica que, dependiendo del motivo de la consulta, la respuesta de los profesionales puede variar e iría desde aportes de información y materiales educativos, pasando por la contención emocional, y hasta la asistencia de especialistas para los casos que precisen una atención de mayor profundidad. Esta iniciativa forma parte de una estrategia digital ante el Covid 19 que diversos países han implementado, de acuerdo con las diferentes etapas vividas en la Pandemia.

“Dentro del marco de la transformación digital acelerada, la cual ha sido fundamental tanto para el desarrollo de empresas y servicios como para mejorar la calidad de vida de las personas, se está trabajando para mejorar la accesibilidad, el seguimiento y la continuidad asistencial de los casos registrados. En Uruguay hemos incorporado nuevos canales de contacto, como Whatsapp, Facebook, Messenger, la app ‘Coronavirus UY’ y chatbots. La instrumentación en República Dominicana de una solución similar está a nuestro alcance y tenemos la oportunidad de hacerlo aquí para ofrecer este tipo de apoyo a quien lo necesite”, añade Galván.

 

Agendas ágiles para una vacunación efectiva.

Otro ejemplo de aplicación de la tecnología en favor de la salud y la lucha contra el Covid 19 es el que ISBEL está desarrollando para el proceso de vacunación en Uruguay.

 

En marzo de 2020, cuando llegaron los primeros casos de Covid-19 a aquel país, el gobierno y varios actores de la industria trabajaron juntos para desarrollar una estrategia digital fuertemente apoyada en herramientas tecnológicas para mantener informada a la población sobre el avance de la pandemia en Uruguay y colaborar con la contención de contagios, a través de una eficaz identificación de nuevos positivos y seguimiento del hilo epidemiológico. Hey Now!, producto desarrollado en ISBEL, fue el motor para el desarrollo de un chatbot para el Ministerio de Salud Pública de Uruguay que formó parte de esta estrategia digital del gobierno de aquel país. Sobre principios de 2021, ya con la inminente llegada de las vacunas al país, se realizaron modificaciones en las soluciones tecnológicas para poder admitir una demanda masiva de agendas y turnos para acceder a la vacuna. El chatbot fue uno de los principales canales utilizados, inicialmente para solicitar un agendamiento, y posteriormente para notificar la fecha, hora y lugar asignados para la vacunación.

“La ventaja del uso de esta tecnología es que admite un volumen mucho mayor de transacciones simultáneas que las que puede manejar un centro de atención de llamadas (que en el ejemplo mencionado de Uruguay también funciona en paralelo para quienes prefieran el canal telefónico para agendarse). Las herramientas actuales de Inteligencia Artificial le permiten al usuario tener una experiencia muy ágil y en aproximadamente un minuto y medio una persona puede dejar registrada la voluntad para ser procesada y agendada. El uso de estas tecnologías le ha permitido a Uruguay lograr muy buenas eficiencias y está vacunando a su población a tasas altas en el contexto Latinoamericano”, explica Galván.

En síntesis, se trata de dos casos reales y concretos de aplicación de la tecnología para ofrecer alternativas eficientes y eficaces a la población en tiempos de pandemia, tanto sea una voz del otro lado de la línea para lograr una contención, o para agilizar el proceso de vacunación masiva para contribuir a que la población de un país llegue lo más rápidamente posible a una protección que salve muchas vidas y aplaque definitivamente la propagación del Coronavirus.