Saltar al contenido

China y la Visión 2035

China y la Visión 2035

La primera mención de blockchain en un plan quinquenal impulsa una industria aún incipiente

Blockchain, la tecnología que permite la creación de un libro de contabilidad digital compartido y criptográficamente seguro, se mencionó por primera vez en un borrador del plan nacional quinquenal de China, aunque la versión final aún no se ha hecho pública.

El decimocuarto plan quinquenal, que se presenta en forma de un documento extenso con grandes ideas, establece los objetivos generales en los que el país aspira a trabajar en la próxima media década y más allá.

Según el plan quinquenal y la estrategia de desarrollo Vision 2035, la tecnología desempeñará un papel cada vez más importante en la planificación de arriba hacia abajo de China.

Se espera que la economía digital contribuya con una mayor parte del PIB del país –se reporta que para 2019 alcanzó un 36.2%, contribuirá a una mayor integración de la tecnología que transformará a China en un líder mundial en fabricación avanzada.

Si bien China prohíbe el comercio de criptomonedas, que es compatible con blockchain, Beijing ha querido apuntalar el uso de la tecnología en otras áreas.

Según Gao Chengshi, un experto en criptografía y socio fundador del desarrollador de blockchain Shanghai Hashvalue Information Technology, "la inclusión de blockchain en el decimocuarto plan quinquenal será beneficioso para el desarrollo tanto de la industria como de los profesionales y, en un sentido más amplio, hará crecer la economía digital a un mayor nivel de calidad", dijo.

La medida "puede impulsar el establecimiento de más estándares de la industria y mejorar la regulación", indicó James Wang y Catherine Hong, analistas de IDC. La firma de investigación de mercado pronostica que el gasto en blockchain en China crecerá a una tasa anual de casi el 52 por ciento, alcanzando casi US$ 2.3 mil millones para 2024.

El nuevo plan de cinco años marca el mayor impulso político de China para blockchain desde 2019, cuando el presidente Xi Jinping respaldó la tecnología en una sesión de estudio grupal para miembros del Politburó. Blockchain, dijo, jugaría "un papel importante en la próxima ronda de innovación tecnológica y transformación industrial".

El comentario de Xi impulsó el lanzamiento de un proyecto de infraestructura de blockchain nacional llamado Blockchain Service Network (BSN), que sirve como una "Internet para blockchain". Algunos gobiernos locales dijeron que ya lo han aplicado a su labor administrativa.

Si bien las criptomonedas se basan en blockchain, son solo un ejemplo de lo que la tecnología es capaz de hacer. Diseñado como un registro permanente de registros que es difícil de alterar sin ser detectado, permite a los gobiernos, empresas y otras instituciones mejorar la supervisión y el seguimiento, así como el intercambio y la gestión de datos.

Algunas empresas ya están observando la creciente adopción de blockchain por parte del gobierno. El caso de Points, una startup de blockchain con sede en Shanghai, crea algoritmos de computación seguros para permitir el intercambio de datos entre organizaciones sin realmente exponer los datos a los socios.

El uso de blockchain podría expandirse aún más rápido a medida que disminuya el impacto negativo de la pandemia de coronavirus en China, según los analistas de IDC. La demanda de una mayor seguridad en la logística de las vacunas y la cadena de frío, por ejemplo, se puede satisfacer con la tecnología blockchain.

El reto localmente es compensar la innovación de los procesos de blockchain que se utiliza principalmente en tareas administrativas y financieras. Las Fintech son un eslabón clave para la adopción de dicha tecnología en el país.

A medida que los desarrolladores exploren más escenarios, jugará un papel valioso en más áreas que la nación tanto necesita, como la atención médica, la fabricación y la energía. El petróleo del futuro son los datos, el software es el corazón de los negocios y las tecnologías tipo blockchain habilitarán los flujos transparentes y seguros.

Asegurando que todas las partes comprendan cómo se utilizan sus datos ayudará a crecimiento de la confianza entre los actores clave de la nueva economía digital.