Saltar al contenido

Amazon: los padres de niñas llamadas Alexa protestan contra la compañía

Amazon: los padres de niñas llamadas Alexa protestan contra la compañía
Amazon: los padres de niñas llamadas Alexa protestan contra la compañía

Llamarse Alexa hoy día puede resultar problemático.

Los padres de niñas llamadas Alexa dicen que sus hijas están sufriendo bullying por tener el mismo nombre que Amazon usa para activar su asistente virtual.

Algunos incluso han cambiado los nombres de sus hijas porque dicen que el aluvión de burlas relacionadas con el nombre de Alexa es "implacable".

Piden a Amazon que cambie la palabra de activación predeterminada para sus dispositivos de voz a un nombre que no sea de persona.

Amazon dice que "lamenta" estos incidentes y que existen palabras alternativas para activar su asistente.

La palabra Alexa se ha popularizado en los últimos años a medida que más familias han comenzado a usar parlantes inteligentes activados por voz.

Los dispositivos Echo y Echo Dot de Amazon usan Alexa como el comando que el usuario dice antes de dar instrucciones o de hacer una pregunta.

Sin embargo, esto está causando problemas a personas que se llaman Alexa, que a menudo son el blanco de bromas de gente que grita su nombre y emite un comando.

La hija adolescente de Heather (no es su nombre real), Alexa, empezó a escuchar bromas de otros niños, e incluso de maestros, debido su nombre, tan pronto como comenzó la escuela secundaria.

"No quería presentarse a los demás a causa de esas bromas y reacciones. Era y es una niña, pero algunos adultos pensaron que estaba bien bromear así con ella. Es devastador. La escuela no ayudó y dijo que ella necesitaba hacerse más fuerte".

Una situación "injusta"

Heather dice que aquello tuvo un gran impacto en la salud mental de su hija. Al final, decidieron cambiarle de nombre.

"Ahora está mucho mejor. Y la hemos trasladado a una nueva escuela para que tenga un nuevo comienzo. Pero esta injusticia siempre estará con ella y con nosotros".

"Amazon debe cambiar la palabra de activación predeterminada en sus dispositivos. Está claro que no se han hecho suficientes investigaciones éticas sobre el uso de Alexa".

El problema ha generado quejas desde el lanzamiento de Alexa. Solamente en Reino Unido, hay más de 4.000 menores de 25 años llamadas Alexa. Los padres de algunas de ellas le contaron a un medio de comunicación internacional historias similares a la de Heather.

Charlotte (nombre ficticio) dice que su hija Alexa tiene solo 6 años y que ya la están acosando.

"Todo comenzó en la escuela. Los niños mayores decían cosas como 'Alexa, pon música disco'. Otros niños le gritaban órdenes".

"El otro día, estábamos en el parque y todos los niños le decían eso constantemente. Ella empezó a cerrarse. Creo que está afectando a su confianza. Los adultos también se ríen de ella".

"'Ojalá la gente no supiera mi nombre', me dijo".

"Las personas que compran estos dispositivos sin darse cuenta aumentan el problema".

Charlotte cree que Amazon "no publicita" el hecho de que se puede cambiar la palabra de activación de sus altavoces por otra que no sea Alexa.

En respuesta, Amazon dijo en un comunicado: "Diseñamos nuestro asistente de voz para reflejar las cualidades que valoramos en las personas: ser inteligente, cariñoso, empático e inclusivo".

"Nos entristecen las experiencias que compartieron y queremos ser muy claros: el acoso de cualquier tipo es inaceptable y lo condenamos de la manera más enérgica posible".

"Alexa es humana"

En Estados Unidos, Lauren Johnson, de Massachusetts, inició una campaña llamada Alexa is a Human ("Alexa es humana").

"Mi hija Alexa ahora tiene 9 años. Todo esto va más allá de las burlas y del acoso 'normal'. Es la eliminación de la identidad. La palabra Alexa se ha convertido en sinónimo de sirvienta o esclava. Da una licencia para tratar a quienes se llaman Alexa de manera manera servil", explica.

Lauren agregó que, en el caso de niños más mayores, muchos chistes relacionados con el nombre de Alexa pueden ser de naturaleza sexual.

El problema también afecta a los adultos. Alexa vive en Hamburgo, Alemania y experimenta bromas con su nombre en el ámbito privado y profesional.

"Si hago una presentación en el trabajo, tan pronto como digo mi nombre alguien hace siempre un comentario", le dijo a un medio de comunic

"Creo que es éticamente inaceptable que una marca pueda secuestrar un nombre humano y cambiar totalmente su significado. Mi nombre es mi identidad".

"Animo a todas las personas que se llaman Alexa a que luchen por su nombre. Es Amazon quien tiene que dar un paso atrás".

La respuesta de Amazon es la siguiente: "Como alternativa a Alexa, ofrecemos otras palabras de activación entre las que los clientes pueden elegir, como Echo, Computer y Amazon. Valoramos los comentarios de los clientes y, como en todo lo que hacemos, seguiremos buscando formas de ofrecerles más opciones en esta área".

Alexa no es el único asistente de voz con nombre de persona.

Siri, el nombre del asistente de voz de Apple, es una abreviatura de Sigrid y se usa en Noruega, Suecia y las islas Feroe, aunque su pronunciación en noruego es diferente.

Una mujer llamada Siri, residente Reino Unido, le dijo a un medio de comunicación internacional que ha recibido muchas bromas sobre su nombre, incluso por parte de un empleado del servicio de asistencia técnica de Apple.